PROTEGERSE LOS OJOS DEL SOL

Para muchas personas, se ha convertido en algo estrictamente necesario el uso de  protectores solares para la piel del cuerpo y más de la cara, vemos como gran cantidad de personas se desviven comprando protectores o bloqueadores solares y cuanta crema consiguen para protegerse de la piel, si bien es cierto que los rayos ultravioletas son nocivos para la piel, cuanto más son para nuestros ojos. Los ojos como muchas personas afirman, son el espejo del alma y que más razón que mantener estos espejos sanos.

El exponer por gran cantidad de tiempo nuestra vista ante el sol puede provocar graves afecciones de las capas que envuelven al ojo, la córnea e incluso al cristalino, según algunos estudios, el exponerse por mucho tiempo a los rayos del sol puede provocar la formación de cataratas y es uno de los factores que contribuye a la degeneración macular, que actualmente afecta un 29% de la población. Es por ello que debemos tener especial cuidado a la hora de elegir unos anteojos adecuados.

Nuestros niños también son vulnerables ante los rayos del sol ya que en la etapa de la infancia el cristalino no se encuentra plenamente desarrollado y no tiene la capacidad de filtrar la luz UV. Por este motivo es necesario, por no decir obligatorio protegerlos del sol y del resplandor de la luz que este emite. Vemos el uso de anteojos o gafas de sol como algo estético más que un problema de salud y estamos en un gravísimo error, ya que el uso de lentes de sol debería ser una de las principales razones para proteger nuestra vista de los tan temidos rayos ultravioleta.

A continuación tenemos una serie de recomendaciones para proteger nuestros ojos del sol y los rayos ultravioletas:

  1. Cuando vamos a la playa y sabemos que estaremos expuestos por mucho tiempo al sol, debemos hidratar y limpiar nuestros ojos, ya que la arena, sol y el agua salada pueden irritarlos haciendo que se resequen y lo podamos dañar sin que nos demos cuenta. Debemos hidratarlos con lágrimas de suero fisiológico que nos ayudarán a mejorar el estado general de nuestros ojos.
  2. Utilizar gafas de sol adecuadas, esto es algo imprescindible, debemos usar unas gafas de alta calidad y si es posible polarizadas, ya que estas filtran mucho más los rayos solares.
  3. Elegir el color adecuado de la las gafas de sol, del deslumbramiento, si no es la lente adecuada pude provocar que la pupila se dilate y deje entrar los rayos, alcanzando así la retina y dañando nuestra visión. El color de la lente nos puede proteger de los rayos, la lente común coloreada no filtra en un 100% los rayos UV y puede tornarse peligrosa para nuestros ojos, la lente ideal para protegernos del sol es aquella coloreada que bloquea un 100% los rayos UV, estos permiten además corregir los problemas visuales y a la vez disfrutar al aire libre con mayor comodidad, confort y seguridad.
  4. Saber cuándo el sol está más fuerte, generalmente la exposición de los rayos ultravioletas más alta es por la mañana y media tarde, en vez de al mediodía como muchos tienen pensado.
  5. Doble protección; el uso de sombreros con alas y gorras es una combinación que no podemos dejar pasar por alto.
  6. Ten cuidado con la luz reflejada; toma precaución cuando estés en la playa o haciendo esquí, cerca del agua y a grandes alturas, ya que en estos casos la luz se refleja con más intensidad, el deslumbramiento es la principal molestia que ocasiona el sol, este puede perturbar la visión y, muchas veces puede intervenir en las situaciones en las que necesitamos prestar mucha atención como por ejemplo al conducir.
  7. Existen lentes de contactos que bloquean los rayos UV,  te pueden proporcionar una medida de protección adicional, esta protección puede variar de acuerdo a la categoría de estos lentes, estos son los de clase 1; que son bloqueadores de rayos UV que proporcionan la mejor protección.
  8. Pregunta a tu profesional de la visión; visita regularmente a tu médico y pídele que te de consejos de cómo proteger tus ojos del sol.
  9. Sea cual sea el clima, muchas veces pensamos que solamente debemos proteger nuestros ojos de los días soleados, pero lo que muchas personas no saben es que, durante los días nublados también estamos expuestos a los rayos ultravioleta, es por esta razón que debemos proteger nuestros ojos en todo momento y en toda hora, independientemente del clima que nos rodea.

Deja un comentario